Nuria's picture
Posted by Nuria

El trazado correcto de las curvas en la conducción es un elemento básico para asegurar la seguridad del vehículo y sus ocupantes, la eficiencia energética, la estabilidad de la carga y un menor desgaste de los neumáticos, por ello hoy abordamos cómo realizarlo de forma correcta y sacar un 10 en Movolytics.

Antes de proceder a su trazado, sin embargo, hay que comenzar por una cuestión básica: su visualización. Para afrontar bien una curva hay que mirar hacia su salida, mirar “lejos”, para lo que resulta imprescindible una postura adecuada del asiento, no demasiado cerca del volante, y no inclinar la cabeza, así como tomar el volante con las manos centradas. Las manos, quietas. A no ser que se trate de una curva muy pronunciada, en la que sí habrían de girarse, las manos no deben moverse del volante.

En cuanto a la velocidad, esta debe resultar adecuada, lo que significa que el conductor ha de tener el control absoluto del vehículo. Mejor despacio que deprisa para evitar inercias: conducción suave. Si se ha de frenar, se hará antes de entrar en la curva para evitar problemas de inestabilidad, mucho mejor usando el pedal que el freno motor.

La entrada de la curva es el punto donde debemos comenzar a girar. Si se adelanta el punto de entrada en la curva se corre el riesgo de llegar a la salida con el vehículo en la posición incorrecta.

El punto donde debemos girar el volante todo lo necesario para describir la curva es el denominado vértice o punto de contacto. Tras este, puede acelerarse poco a poco mientras la curva se va deshaciendo gracias al giro del volante hasta llegar a la salida, punto en el que el volante se encuentra de nuevo enderezado.

El máximo punto de giro debe estar en el centro de la curva si se trata de una curva constante; si, por el contrario, nos encontramos ante una curva que se cierra progresivamente, el máximo punto de giro debe estar cerca del final de la curva.

¿Y si la curva se cierra o no vemos el final de la curva? En este caso resulta vital abrir el trazado o, lo que es lo mismo, retrasar el inicio del giro, hacerlo desde el exterior. Y cuidado con las curvas seguidas. Si en la primera curva se gira demasiado pronto, el vehículo saldrá demasiado abierto, por lo que en la segunda curva se entraría demasiado cerrado.

A grandes rasgos podemos decir que el mejor trazado es el que dibuja una línea más abierta, en la que menos se gira, porque vehículo sufre menos la inercia y se tiene un mayor control sobre el vehículo. Esta línea se consigue circulando por la parte más exterior de nuestro carril al comienzo de la curva, cerrándose hacia el interior en el vértice y volviendo al exterior a medida que se sale del giro. ¡Siempre sin pisar la línea continua!

Si no habías vuelto a plantearte cómo trazar las curvas de forma correcta desde que obtuviste tu licencia de conducir, puedes asimilar la técnica en cualquier tipo de desplazamiento, incluso en ciudad. Ahora toca practicar para convertirse en el mejor trazador de curvas ¡y estar un poco más cerca de la conducción eficiente que pretende Movolytics!

Nuria's picture
Nuria

Publicista porque lo vio en una serie de los ochenta, no hay muchos sectores por dónde no haya pasado derrochando y escribiendo con energía, creatividad, ilusión y resultados. Siempre aprendiendo y desde una óptica 360º y circular, su especialidad son los contenidos multicanal, las relaciones de influencia y la reputación.