Marta's picture
Posted by Marta

Madrid ha dado un ultimátum a la contaminación a través del Ayuntamiento de la capital. Si hace un par de inviernos el consistorio se atrevió a declarar por vez primera en nuestro país un episodio de contaminación por dióxido de carbono que provocó una oleada de comentarios entre la ciudadanía, ahora, atendiendo a las presiones de las instituciones europeas, ha declarado la guerra a los vehículos más contaminantes. Para ello el próximo mes de noviembre estrenará una nueva Área de Prioridad Residencial (APR) que prohibirá el acceso a los vehículos sin distintivo de la DGT (dado su potencial contaminante), lo que supone un 38% del parque vehicular de la Comunidad, hasta 1,8 millones de vehículos. Esta nueva APR comprende la zona dentro de las calles Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

Los coches con etiqueta B y C (propulsados por gasolina y matriculados desde enero de 2000 y diésel desde 2006), sin embargo, podrán acceder a Madrid Central solo para estacionar en un aparcamiento de rotación. El capítulo de las buenas noticias se restringe a los vehículos de cero emisiones y Eco, que podrán circular libremente: vehículos eléctricos, híbridos, de GNC, GNL y GLP o Autogas (siempre que cumplan con los criterios de la etiqueta C) coparán las calzadas del centro junto a los de los residentes y sus invitados, personas con movilidad reducida, taxis, VTC, vehículos sanitarios y de emergencias, transporte público y motos, aunque no es seguro que estas puedan circular sin limitaciones.

Agilizar la circulación de bicicletas posibilitando su circulación en ambos sentidos en calles residenciales y permitiendo el giro a la derecha en semáforos en rojo, limitar a 30 kilómetros por hora la velocidad en calles de un único sentido, a 20 kilómetros en el caso de que calzada y acera se encuentren a un mismo nivel y establecer Zonas de Prioridad Peatonal (donde estará prohibido el aparcamiento de motos en las aceras) son otras de las medidas que se prevé entren en vigor a partir del próximo septiembre.

La finalidad no es otra que la protección de la salud de los ciudadanos a través de la mejora de la calidad del aire y la reducción de las emisiones de efecto invernadero. En todo caso, Madrid Central entrará en vigor por fases que finalizarán en 2019; en la inicial no está prevista la imposición de sanciones, sino tan solo la puesta en marcha de medidas informativas para dar mayor cabida a peatones, transporte público y bicicletas.

 

 

La imagen que acompaña a este artículo ha sido publicada originalmente por Sergio Cambelo bajo licencia Creative Commons 2.0

Marta's picture
Marta

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Dirección de Comunicación y Publicidad por ESIC Business & Marketing School, adora la gestión de contenidos. ¿Sus temas preferidos? Flotas vehiculares, movilidad sostenible, reducción de emisiones en el transporte por carretera… ¡Fan total de Movolytics!