Marta's picture
Posted by Marta

Existen teorías psicológicas de origen oriental que clasifican los diferentes tipos de personalidades en un eneagrama de nueve puntas. Según las interrelaciones de este esquema, existen unas personalidades claras que se conectan con otras y derivan en una forma de abordaje de estrategias y toma de decisiones muy particular y específico. ¿Quieres saber cómo estas teorías de la personalidad afectan a tu modo de conducción? Pues adelante, ¡arrancamos!

Eneatipo 1.

Es la figura del perfeccionista por naturaleza, detallistas, ordenados, no conciben el gris en su toma de decisiones. Son juiciosos y comprometidos y, aplicados a la conducción, son ese amigo, compañero de trabajo o cuñado que siempre cambia el aceite antes de superar los kilómetros, mantiene la presión de sus neumáticos en perfecto estado para optimizar la conducción y cambia los neumáticos según la estación del año. ¿Le pones cara? ¿Sí? Y, por cierto, ¿sabías que conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la correcta reduce el rendimiento del combustible entre un 2 y un 4 por ciento? ¡Nuestro eneatipo 1 sí que lo sabe!

Eneatipo 2.

Altruistas, siempre pensando en los demás, anteponen sus necesidades a las demás. Ayudan a la primera, sin tener casi que pedirlo. Es ese colega que se presta para ayudarte con la pequeña mudanza y que pone su coche para que lo cargues hasta las trancas. Eso sí, esperan que se la devuelvas cuando proceda….

Eneatipo 3.

Individualistas y vanidosos hasta el extremo, priman su desarrollo y objetivos por encima de todo. Aplicado a la conducción, son esos “listillos” que tienen que llegar como sea a su destino, no importando colarse en la cola del carril de salida o metiendo el morro en el parking del centro comercial cuando has iniciado la marcha atrás para aparcar en el único sitio disponible.

Eneatipo 4.

Empáticos, creativos y muy sensibles, les gusta ser diferentes y diferenciados. Su coche es una obra de arte en sí, todos los pluses habidos y por haber… Existe otra deriva y es el coche “a todo confort” con cojincitos, almohadas y alguna que otra pegatina estilo happiness que te recuerda que le adelantes con cariño, sin presiones.

Eneatipo 5.

Científicamente orientados, tienen un punto asceta y son grandes observadores de todo lo que les rodea. La adquisición de un coche es una decisión dura, compleja, se analizan todos los pros y contras y se decide finalmente por la mejor relación calidad–precio– seguridad-prestaciones. Cuando viajan, planifican el viaje, las paradas y visualizan el recorrido con sistemas de control de tráfico con Movolytics. ¡Nada escapa a su control!

Eneatipo 6.

Son personas con un gran respeto por las normas, las reglas y los manuales de instrucciones, que leen de principio a fin. El del coche está siempre bajo custodia metido en una carpeta perfectamente plastificada en la guantera, para evitar posibles deterioros. Son conscientes de que sobrecargar al vehículo con peso innecesario aumenta el combustible hasta un 6%, por lo en vacaciones reducen sus maletas y equipajes a la mínima expresión (¡que nos digan cómo lo hacen!).

Eneatipo 7.

Están en todas partes y en ninguna, priman la alegría y el disfrute. Son grandes animadores de las fiestas y en su coche siempre llevan una gran variedad de listas de música según el momento y compañeros de viaje. Su modo de conducción es alegre, despreocupado y no siempre tienen en cuenta que arrancar el motor pisando el acelerador no es bueno… aunque salga en las películas. Hay que recordarles que la marcha primera es sólo para el inicio y la conducción lenta al inicio – 20 km/h en 5 segundos– , lo que permite ahorros de hasta un 11% en combustible.

Eneatipo 8.

Son justicieros, protectores y líderes natos, llegando en algún momento al autoritarismo. Aplicado a la conducción, son esas personas que se indignan ante las “pirulas” y varias salidas después de la autopista siguen pitando cual Robin Hood de los Bosques. También son esos señores que gentilmente, y sin que nadie se lo pida, se ofrecen a ayudarte a aparcar desde la acera y ante un corrillo de “jubiletas” mirando….

Eneatipo 9.

Tranquilos, serenos y mediadores. Da gusto darse un pequeño golpe con ellos en el momento “que si giro yo, que si giras tú”. Enseguida se bajan del coche parte amistoso en mano y convierten una situación incómoda en un momento de fraternal colegueo.  Mantienen siempre la velocidad uniforme, evitan frenados y aceleraciones innecesarias.

 

Marta's picture
Marta

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Dirección de Comunicación y Publicidad por ESIC Business & Marketing School, adora la gestión de contenidos. ¿Sus temas preferidos? Flotas vehiculares, movilidad sostenible, reducción de emisiones en el transporte por carretera… ¡Fan total de Movolytics!